Aventura Dakar con Fabio Mascialino

El Rally Dakar es casi tan largo como toda una temporada de campeonato mundial de rally. En ese sentido, se clasifica como un evento de Rally Raid, lo que significa que es un evento de larga distancia que se lleva a cabo durante varios días. De esta manera el Dakar es el padre de todos los eventos de rally respecto a la incursión en el mundo. Lo mencionado anteriormente es importante, ya que Fabio Mascialino es adorador de este deporte y es por ello que le apasiona tanto como deporte extremo.

Algo interesante del Rally que a Fabio tanto le gusta son los camiones de apoyo, estos son los competidores y por otra parte se encuentran los vehículos de servicio.

Los mejores equipos de apoyo tienen los camiones que transportan equipos vitales que pueden utilizar los mejores corredores, aunque estos pueden sufrir un accidente o problema mecánico en el trayecto. Estos camiones de apoyo son enormes, y pueden cubrir el terreno tan bien como los coches, aunque son significativamente más lentos. Pero todo esto respecto a la carrera contra los otros vehículos de apoyo en su propia categoría de camiones.

Otro aspecto relevante del Dakar es su siempre asociación con el color rosa. El acabado Dakar solía ser en el Lago Rosa, al norte a unos 30 kilómetros de Dakar, que se llama así porque el lago es de color rosa brillante. Esto es causado por un único tipo de algas, Dunaliella salina. El lago es tan sorprendente que se puede ver desde el espacio, y la mera visión de que – después de dos semanas de castigo físico y mental implacable – ha causado en el pasado incluso que algunos ciclistas propaguen sus lágrimas al observar tal belleza inigualable.

Con tanta belleza, disfrutada también por Fabio Mascialino, los conductores no tienen tiempo para detenerse y algunos de estos luchan con la idea de permanecer en el coche durante un día entero. Algunas etapas requieren 12 horas de conducción, así a veces la naturaleza llama a la puerta. Por lo tanto, algunos de los conductores tienen sacos en sus trajes de carreras que fungen como baños portátiles. Es sólo uno de los muchos sacrificios hechos en el nombre del tan reconocido Dakar.

Como ya se ha mencionado en líneas anteriores, Fabio Mascialino es un gran empresario y hombre de grandes negocios, que no sólo se dedica a la realización de inversiones y al mandato en su empresa Themac, sino que también es un hombre al que le gustan los deportes sobre todo los extremos como por ejemplo el Rally y es por ello que ha participado en el Dakar en su momento. Y es aquí donde se escuchan nombres de personas que tienen que ver con mucha disciplina con estos deportes extremos, es por ello que encontramos a este gran empresario el cual es un gran amante de este tipo de actividades.

Como persona emprendedora y muy ambiciosa, este hombre posee una disciplina que no se puede comparar y es así cómo pudo participar en el Rally Dakar en París del año 2013, fungiendo como copiloto a bordo de un Mercedez Benz, en conjunto con el equipo Kauffman de Chile junto al gran Alex Caffi, tomándole mucho amor a este deporte extremo que tiene gran relevancia todos los años durante el mes de enero y en el cual, en dicho año, el empresario, manifestó haber tenido ciertos problemas, aunque sin embargo luego pudo aclarar que se fueron solventando en el camino. Lo importante de lo anterior, es que demuestra su profundo sentimiento de apego por todo tipo de deportes, en especial por los que denotan un riesgo o los que pueden afrontar cierto peligro.

Alex ha formado parte de la segunda experiencia en el Dakar, de esta manera la temporada anterior al Dakar 2013 corrió a la rueda Panda 4×4, y es por ello que este personaje en sus mismas palabras expresó en su momento: Después de hacer la Baja Aragón en julio, finalizando el séptimo absoluto, él tuvo la idea de hacer incluso el Dakar con los mismos medios.

Gracias a estos dos amigos, Fabio Mascialino y Enrico Romagnoli, el programa fue creado con éxito, destacando que ambos tienen dos importantes empresas de Chile y Argentina, y siendo así tuvieron la oportunidad de vivir en grande esta nueva aventura.

Por otro lado, el equipo Unimog fue de tres, algo con lo que confiaba Caffi, contando con la segunda y la tercera asistencia de manos de Verzeletti pilotado por Mutti. En otra instancia, el transporte fiable de la marca Mercedes tuvo avances importantes en comparación con 2012, lo que permitió reducir en gran medida el peso de más de 15%, y de forma paralela la potencia se incrementó en un 20%, lo que supuso una buena oportunidad para ocupar un buen lugar en la categoría T4 ranking.

Fabio como hombre objetivo, desempeñó un gran papel mientras competía con los grandes del Rally, pero no solo eso, este hombre emprendedor, de gustos excelentes, pudo gozar de una increíble adrenalina al poder estar en el interior del vehículo de competencia asistiendo en lo que fuera necesario al equipo Unimog.

Un poco acerca del Unimog

Continuando con el orden de ideas anterior, el Unimog se trata de una gama de camiones con usos múltiples de tracción en las cuatro ruedas medianas. Estos camiones son producidos por Mercedes Benz, una división de Daimler AG. En los Estados Unidos y Canadá, el Unimog fue vendido como el Freightliner Unimog. Daimler Benz se hizo cargo de la fabricación del Unimog en 1951 y actualmente se construyen en la planta de camiones de Mercedes en Wörth am Rhein en Alemania.

No solo los camiones, las motos y demás vehículos, sino que el ambiente donde permanecía Fabio Mascialino se podía comparar con algo más que no está ni en las dunas ni en el desierto. Pues este se encuentra en las personas, y que gran cantidad de personas junto con los corredores observan cómo éstos compiten llenando de alegría y armonía el entorno. Es así como 250 km entre Lima y Pisco estaban llenos de personas en las carreteras y las calles saludando los competidores así como a los vehículos de asistencia.

Entre la cantidad de personas, se podían observar personas de bastante edad como señores y señoras, sin embargo, también se avistaban hasta los llamados chibolitos o esos pequeñines que hacen de las suyas en todas partes, los cuales presentan con carteles y banderas su entusiasmo por la carrera aplaudiendo mientras los pilotos pasan de 53 distintos países.

Sin lugar a dudas las aventuras de Fabio son agradables cuando del deporte se trata, sobre todo cuando nos referimos al Rally. Y es que este hombre tan sencillo y con alto grado de compenetración por sus asuntos no solo laborales, sino también con sus compromisos familiares, sociales y sin dejar a un lado su misma persona, es por ello que todo lo anterior lo hace un ser excepcional y grato. Solo basta entender como sus conocimientos y maneras de pensar han podido sobrellevar sus empresas y es por ello que todo lo que decide emprender lo logra.

Hay momentos en que se mira la carrera pero se siente que debe estar en el camión

En el Dakar todo puede ocurrir, y Fabio Mascialino lo sabe, es por ello que siendo copiloto pensaba que si eres un conductor es un sentimiento natural querer llegar a la meta, es decir, competir, luchar y ganar lo cual representa el objetivo de todos en ese entorno. Pero tuvo un papel diferente por lo que fue importante concentrarse en usar su experiencia para encontrar el mejor camino a seguir.

Por otra parte, el equipo está y estuvo orgulloso del trabajo que hacen y también muy orgullosos de representar a la empresa y a muchas personas. La idea fundamental es la concentración en ser un equipo pero basado en gran patriotismo, unión, confianza y respeto como principales factores que coadyuven al correcto desempeño del equipo en general, claro está, con la principal meta de lograr aquello que pueda orgullecer a la nación, a un pueblo o incluso a un grupo de personas, por supuesto sin dejar a un lado el triunfo personal que representa dicho objetivo, y todavía más cuando se puede cumplir.

Finalmente, este deporte se trata de uno muy extremo, aunque siempre se debe tener el cuidado de adiestrarse adecuadamente para prevenir cometer cualquier error, y más aún cuando de vehículos se trata, aunque a juzgar por los corredores extremos, el peligro es algo que forma parte de ellos. Es por ello, que cuando hablamos de Rally, resulta en una palabra relevante para este personaje, en cuanto a competencias se refiere,  es por ello que le gusta incursionar en este mundo lleno de retos y peligros, corriendo en las arenas (como acompañante) dejando a su paso rastros de su fuerza y voluntad para salir adelante, regocijando los oídos de quienes le rodean junto al rugir de los motores y las ruedas adheridas al campo de batalla, es decir, la propia pista.